Mes: diciembre 2014

Galería Bottelneck

Hay películas que son para volverse loco, de puro buenas. Y luego están esas otras que, además de ser gemas del séptimo arte, amenazan con dañar tu salud mental a golpe de preguntas sin respuesta, retorcimientos argumentales, personajes majaretas e imaginería desbocada. Vamos, que cuando terminan, uno sale de la sala preguntándose «¿Dónde está mi mente?». O, en inglés, Where… Leer más →

Tapita: Driver

Se llamaba Gloría y a mi me volvía loco. Era impulsiva, y caliente. Era inquieta y divertida. Era perfecta y además…estaba buenísima. Quedábamos los fines de semana, quedábamos entre semana, quedábamos siempre. Un martes veraniego entramos en un cine nuevo. Tenía seis salas. Yo quería que ella viera “Driver” de Walter Hill. Olía a ambientador y a moqueta nueva. La… Leer más →