Tapita: Reservoir Dogs

Recuerdo aquel sábado de Marzo perfectamente, había invitado a María a mi casa a comer, la iba a hacer mis macarrones a la carbonara que en aquella época era mi plato estrella, luego pasaríamos la tarde de una manera tranquila y posiblemente nos iríamos al cine a ver una película de arte y ensayo, en concreto mis planes eran ir a unos cines que por aquel entonces eran nuevos en Madrid: los Alphaville. Además había enfrente una fromagerie francesa con los mejores pates y el mejor vino de Madrid de manera que el sábado pintaba bien, no había escogido película pero daba lo mismo no conocía ninguna de las que ponían ni a sus directores así que escogería una al azar.
Pero como siempre mis planes no salen como al del Equipo A, por una cosa u otra siempre pasa algo que los altera, aunque esta vez fue para mejor, muchísimo mejor diría yo. Para empezar ella vino guapísima, cosa que no hacia casi nunca, los macarrones y el vino extraordinarios, tanto que esa tarde tranquila se convirtió en una tarde de sexo y amor que ya hubieran querido los mismísimos Clint Eastwood y Meryl Streep para sus puentes de madison; así que para coronar tan excelente tarde decidimos ir al cine y no se me ocurre nada más y nada menos que seguir con rollo romántico. NO se porque motivo pensé que Reservoir dogs Iba de amor, pensé que debía ser tipo la Huida, con unos ladrones de banco, chica y cosas de esas. El caso es que Tarantino fue un descubrimiento para mi pero me rompió toda la magia de lo que podía haber sido uno de los días más gloriosos de mi vida como hombre en el planeta Tierra.
Salimos del cine y María me dijo adiós en la misma esquina de Ventura Rodríguez, creo que debió vomitar los macarrones, nunca lo supe. Yo volví a ver la película a los tres días con mis amigos y la disfrutamos un montón, desde entonces tengo una visión diferente de Tarantino cada vez que veo una película suya, de la que tiene todo el mundo sobre él. A María la invité a ver el príncipe de las mareas la siguiente semana, pero esa ya es otra historia.

Post navigation

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.